Las ballenas ante una nueva amenaza

Desde 1986 está vigente una moratoria que regula la caza comercial de ballenas, lo que ha dado un respiro a estos mamíferos marinos, que durante siglos fueron cazados sin control llevando a algunas especies al borde de la extinción. Pero los países balleneros han violado siempre este acuerdo internacional, matando miles de ballenas con excusas ridículas.

Sólo en el siglo XX se cazaron 2 millones de ballenas. Como si esto fuera poco, entre las recomendaciones que hace el presidente de la Comisión Ballenera Internacional (CBI), figura una propuesta de eliminación de esta moratoria, lo que aumentaría la cuota a los tres países que insisten en esta práctica criminal y animaría a países que no cazan en la actualidad pero que a lo mejor se entusiasman si se aprueba esta medida absurda.

Todo se decidirá en la próxima reunión de la CBI que se celebrará en Marruecos en el mes de junio. La semana próxima se reunirá en Costa Rica el Grupo de Buenos Aires (GBA), que es la sección latinoamericana de la CBI. Las ONGs que luchan por la protección y la conservación de los animales confían en que la sección latinoamericana rechace la propuesta de eliminación de la moratoria, pero no será fácil, ya que ciertos países balleneros se valen de sobornos disfrazados como ayuda financiera para obtener votos favorables a sus intereses.

La República Dominicana estará dignamente representada en esa reunión por Venecia Álvarez de Vandershorst, bióloga marina de amplia experiencia en el estudio y la conservación de la fauna marina, quien es Embajadora Encargada de Asuntos Científicos y Medioambientales del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Por ser la RD un país que se beneficia del turismo de observación de ballenas (casi US$9 millones ingresaron al país por este concepto en el 2008), y ser signatario de varios convenios de conservación de la fauna marina, nuestra posición tiene que ser necesariamente de rechazo a esta propuesta irracional. Imaginen cuál sería el futuro de las ballenas si se elimina esta moratoria, si a pesar de ella, durante los últimos diez años los tres países ballenicidas (Japón, Noruega e Islandia) mataron un total de 13,930 ballenas. Si se aprueba la eliminación de la moratoria, se estaría autorizando la matanza industrial de 1400 ballenas durante el próximo año.

Lo peor de todo, lo más vergonzoso, es que los países empecinados en esta actividad de extermino figuran entre las naciones más ricas de la tierra, cuyos ciudadanos tienen niveles de vida privilegiados. El Producto Interno Bruto per capita de Noruega es US$7922 al mes. El de Islandia es de US $4, 622.00; el de Japón, que es el pobretón del grupo, es US$3213 al mes.

¿Cómo logran estos países que se les permita matar impunemente cientos de ballenas al año? Mediante engaños y subterfugios. Japón disfraza su cacería comercial alegando que realiza investigaciones científicas. A veces la excusa es que se trata de comunidades que siempre se alimentaron de ballena. Sin embargo, investigaciones realizadas han demostrado que cazan con fines comerciales. He oído alegatos de que la cacería de ballenas es una práctica milenaria en ciertos países y que por eso no es posible suspenderla del todo. Ese fatalismo cultural es una excusa para justificar prácticas aberrantes que impiden el disfrute sostenible de estas criaturas extraordinarias. Para oponerse a la caza de ballenas entrar a la página: http://www.avaaz.org/es/

De: Simon Guerrero

Diario Libre

Anuncios

Publicado el mayo 16, 2010 en Articulos de Interes, Noticias. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: