Miches: un paraíso rodeado de pobreza

Rodeado por verdes y fecundos bosques de montaña al sur, y por paradisíacas playas de oleaje suave, altos cocoteros y fina arena blanca al norte, un pueblo llamado Miches languidece.

Al llegar, lo primero que se ve son las destartaladas casas. Todas colocadas en largas hileras al borde de lo que en otra vida fue una carretera y ahora es menos que un camino vecinal.

Miches se mueve a un ritmo lento. Sus pobladores, sus niños y hasta sus perros callejeros lucen desesperanzados. Transitar por las calles es transportarse a un lugar donde el tiempo corre y nada pasa.

“Aquí se está viviendo una situación crítica porque no hay empresas, no hay industrias, no hay zonas francas, no hay nada. Aquí si usted no se va a pescar, se tiene que ir al campo y en el campo lo que usted siembra, ¿a quien se lo va a vender? Si lo poco que va a conseguir se lo come en repuestos la guagüita por lo malo que están los caminos”, cuenta uno de los moradores del lugar.

El mar es el que marca la velocidad de Miches que, al ser un pueblo pesquero, su movimiento queda restringido al sube y baja de la marea.

El parque y demas instalaciones públicas denotan descuido, todo aquí grita falta de recursos.

Una riqueza sin entradas ni salidas
Miches está prácticamente incomunicado. Las tres vías de acceso que conducen al pueblo están en condiciones tan deplorables que es casi imposible describirlo.

“Y esa es una de las tantas razones que nos impide desarrollarnos”, dice Gregorio Aquino, alcalde del municipio, quien señala que el mal estado de las carreteras impide que los pobladores puedan vender sus productos en otros lugares con algún margen de beneficio, limita la visita de potenciales turistas al pueblo y espanta las posibles inversiones.

“Todo un desastre para cada uno de nosotros”, concluye apenado el alcalde.

Andri Garrido, presidenta del Comité Pro Desarrollo Turístico y Conservación de los Recursos Naturales, (Conatura-Miches), va más lejos. Para ella, el desastroso estado de las vías es uno de los principales obstáculos que impide el desarrollo turístico de la región, pues, “¿de que sirve tener hermosas playas y paisajes si no se puede llegar a ellos?”, se pregunta la presidenta casi con sarcasmo.

Cuando nada pasa
En Miches, y de acuerdo con los datos de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), el 55.6% de los micheros es pobre. En este lugar, la principal queja que se escucha es la falta de empleo.

“Aquí se vive de las remesas”, explica Rafael Candelario, otro de los moradores. “Gracias a ella es que uno sobrevive. La pesca es difícil pues un día hay peces pero otro no y los campesinos no pueden vender sus frutos”.

El alcalde corrobora esta afirmación cuando ubica la baja empleomanía como el problema más grave. “Por eso estamos luchando para ver si la industria turística llega hasta aquí, porque entendemos que esa es la salvación económica de Miches”, dice.

El informe redactado por la Oficina de Desarrollo Humano, “El Seibo: evaluación de necesidades y análisis de costos para cumplir con los objetivos de desarrollo del milenio”, señala que El Seibo, y Miches en general, es una provincia expulsora de población. Esto se deduce por la constante emigración que supera con creces la taza de crecimiento poblacional.

“En Miches, quien no se ha ido quiere irse. Los muchachos van a la escuela pero no pensando en estudiar, sino en el día en que por fin le arreglen sus papeles para irse a España, a Suiza o a Estados Unidos. Así que imagínate, muchos piensan ¿para qué trabajar si yo me voy?, y así vivimos en una especie de limbo existencial”, reflexiona Sélvido Candelaria, morador y uno de los propulsores de un proyecto educativo llamado Arte Miches.

¿Y los servicios básicos?
El alcalde agrega que otro de los problemas que aquejan a este poblado es la falta de una planta de tratamiento de aguas residuales. “El dinero que recibimos no nos da para construir una”, se lamenta.

Este punto amenaza con convertirse en un gran problema debido a que, en ausencia de este servicio, las aguas residuales son vertidas directamente en el mar. Esta práctica puede, literalmente, ‘matar a la gallina de los huevos de oro’, pues atenta contra el único recurso disponible que puede ayudar a sacar a Miches de la miseria: su impresionante belleza natural.

En el hospital, uno solo para las 21,198 personas, los servicios de especialistas son muy limitados. Solamente se cuenta con las especialidades de ginecología, pediatría, y a veces, cirugía general. “Aquí solo vive un especialista y es un gineco-obstetra, los otros viajan desde San Pedro o Santo Domingo”, subraya el alcalde.

Después de unas pocas horas en el pueblo, una molesta sensación salta a la vista. La falta de cohesión social y un marcado individualismo se hace notar en cada una de las caras de las personas que allí habitan.

“Miches aún no ha entendido que el municipio comienza en Arroyo Rico y que termina en la Sabana de Nisibón. Aquí todo es una rebatiña. Que lo que es bueno en Miches no lo es en el Cedro [un paraje] y así sucesivamente. Les decimos, ‘fíjense que en Tamboril los problemas se resuelven rápido’ y aunque no hemos logrado esa cohesión, aun así seguiremos luchando”, recalca Sélvido Candelaria.

Tal vez, el pecado de Miches radica en que está demasiado lejos de la capital, provocando que casi caiga en el olvido salvo por dos o tres ‘yoleros’ que recuerdan, de vez en cuando, que existe un poblado al norte de El Seibo. Aquel que se atreve a ir hasta allá, si se observa bien, verá el enorme potencial que encierra este humilde y olvidado pueblo.

PROBLEMAS QUE FRENAN SU AVANCE
De acuerdo con el informe señalado, el mal estado de las carreteras, la tenencia de tierras en manos privadas que la utilizan para emprendimientos que no incorporan a la comunidad o que actualmente son propietarios de tierras no explotadas de manera productiva y los numerosos problemas en cuanto a la titulación son los principales problemas por superar.

De Karla Hernandez Lockward

Listin Diario

Comparte con tus amigos: Add to FacebookAdd to Twitter

Anuncios

Publicado el octubre 6, 2010 en Articulos de Interes, Noticias. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. conozco Miches personalmente y garantizo que son muy buenas gentes, aunque muchas veces les encanta charlar más y más ; un abrazo muy fuerte a las gentes de Miches y sus municipios , desde España de parte de ” EL ESPAÑA ” pronto estare hay

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s