Avistamiento de Ballenas: Una ballena No Hace Turismo

EL PERMISO PARA LA CAPTURA DE 27 JOROBADAS EN GROENLANDIA EN LOS PRÓXIMOS TRES AÑOS AFECTARÁ EL TURISMO DE AVISTAMIENTO DE BALLENAS EN EL CARIBE    La Sociedad Mundial para la Protección Animal (WSPA, por sus siglas en inglés) calificó el pasado 25 de junio como un día trágico para las ballenas jorobadas.

Ese día, durante la 62 reunión anual de la Comisión Ballenera Internacional (CBI), celebrada del 21 al 25 de junio en Agadir, Marruecos, fue aprobada la propuesta de Dinamarca para la caza en Groenlandia de 27 ballenas jorobadas en los próximos tres años (nueve por año), aludiendo motivos de subsistencia o caza de cuota aborigen.

Se trata de una noticia terrible para países que, como República Dominicana, han hecho de la observación de ballenas una de sus principales actividades turísticas.

De muy poco sirvieron las manifestaciones de la sociedad civil y de muchas organizaciones ecológicas internacionales que se oponen a la cacería de ballenas.

Según un comunicado de la WSPA, el vice presidente de la CBI, Antony Liverpool, pidió a los países oponentes no bloquear la propuesta de Dinamarca.

GRAVES CONSECUENCIAS PARA CENTROAMÉRICA Y EL CARIBE
“Las ballenas no pertenecen particularmente a un país, sino a todo el mundo. La caza de ballenas jorobadas que Groenlandia planea realizar en sus costas migran a las costas alrededor del Caribe y América Central donde se encuentra una floreciente industria de avistamiento de ballenas”, fue la respuesta de Marcela Vargas, encargada de este programa de la WSPA en Latinoamérica, a la decisión de la CBI.

Esta medida, dijo Vargas, afectará seriamente el sustento de las personas en el Caribe y América Central que dependen de las ballenas para el turismo de avistamiento.

Una investigación de la WSPA realizada en 2008 demostró que el consumo de la caza que se realiza en Groenlandia es comercial.

Las ballenas valen más vivas que muertas
Las disputas entre los países cazadores y los países protectores de ballenas matizan cada año las reuniones de la Comisión Ballenera Internacional (CIB), el organismo internacional creado en 1946 que regula la cacería de ballenas y que cuenta con 88 países miembros.

Los países protectores exigen a la CBI que mantenga la prohibición de la pesca comercial de ballenas, vigente desde 1986, mientras que los países cazadores (liderados por Japón, Noruega e Islandia) piden levantar esta medida. En la última asamblea, debido a la falta de consenso entre las partes, la reforma de la moratoria de caza de ballenas fue pospuesta para el 2011.

Para los defensores de los derechos de los animales, las ballenas valen más vivas que muertas y observarlas representa mayores beneficios económicos que cazarlas. Sólo en el año 2009, más de 13 millones de personas en 119 países avistaron ballenas y la actividad movió alrededor de 2,000 millones de dólares.

LISTÍN DIARIO conversó con Marcela Vargas, gerente de programas para América Latina de la Sociedad Mundial para la Protección Animal (WSPA), sobre la caza de ballenas y su avistamiento.

¿Cuál es la posición oficial de la WSPA sobre la caza de ballenas?
Las ballenas son criaturas extraordinarias e inteligentes con complejas redes sociales. Ellas comparten esta tierra desde hace 50 millones de años.  En este sentido, el ser humano tiene la responsabilidad de velar por su conservación y bienestar.  No existe ninguna justificación para matar a las ballenas.  Y más aún, no existe una forma humanitaria de matar ballenas. Es por esto que la Sociedad Mundial para la Protección Animal (WSPA) aboga por un cambio de timón en la Comisión Ballenera Internacional (CBI) para que esta se convierta en una instancia de conservación de cetáceos.

Asimismo, la WSPA promueve el uso no letal de cetáceos a través de la industria de avistamiento de cetáceos. Esta actividad manejada de manera responsable brinda beneficios para las comunidades costeras alrededor del mundo y los cetáceos.

¿Qué opina la WSPA sobre la forma en que se realizan los avistamientos de ballenas en RD? ¿Alguna recomendación?
Tenemos entendido que el avistamiento de ballenas en República Dominicana es una actividad que está creciendo año con año. Sin embargo, no contamos con estadísticas precisas sobre el estado de la industria en República Dominicana. Venimos apoyando estudios sobre cetáceos en la región, y ojalá podamos promover más investigación del uso no letal de los cetáceos en República Dominicana. Nuestra recomendación es regular la actividad, de modo que esta se dé en una forma amigable con los cetáceos, sin comprometer su bienestar.  Hay muchos buenos ejemplos de regulaciones, como es el caso de Costa Rica.

¿En qué consiste el avistamiento ético de ballenas que ustedes promueven? ¿Cómo se consigue?
Se refiere a una industria que vele por las necesidades de bienestar animal.  En este sentido, el bienestar animal se define con la capacidad de un animal de adaptarse a su entorno.  Para ello, se utilizan las 5 libertades: libertad de hambre y sed, libertad de incomodidad, libertad de dolor, heridas y enfermedad; libertad de miedo y angustia y libertad para expresar comportamiento natural. Es una actividad que no interfiere con la vida de las ballenas. La manera de lograr una industria compatible con el bienestar de las ballenas es a través de reglamentos claros. Argentina o Costa Rica son un buen ejemplo.

LA POSICIÓN DE LOS OPERADORES TURÍSTICOS
Durante la reunión de la CBI, 75 operadores turísticos de avistamiento de ballenas de América Latina y el Caribe, entre ellos 13 dominicanos, pidieron a la CIB que se mantenga la prohibición a la caza comercial de estos animales.

Los operadores turísticos destacaron en un documento el auge constante que ha tenido la observación de ballenas en Latinoamérica, registrando a la fecha 1.4 millones de observadores y generando más de 278 millones de dólares.

“El avistaje de ballenas conducido de manera responsable es una alternativa que demuestra que no es necesario infligir crueldad a estos bellos animales para generar beneficios”, afirmó Marcela Vargas, de la WSPA.

Desde Dominicana
En República Dominicana tiene lugar el mayor turismo de observación de ballenas de la región del Caribe, dijo, a través de la WSPA, Liliana Betancourt, investigadora científica del Centro para la Conservación de Ecodesarrollo de la Bahía de Samaná y su entorno (CEBSE).

“En la Bahía de Samaná operan 43 embarcaciones y unos 10 operadores de turismo que ofrecen viajes a más de 25,000 turistas por año que llegan de diferentes partes del mundo durante la temporada. El impacto de la actividad de observación de ballenas es esencial en el país y ofrece importantes beneficios socioeconómicos para las comunidades costeras”, indicó.

Santo Domingo

Compartir: Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Anuncios

Publicado el junio 30, 2010 en Noticias. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Debemos luchar para que este mal cese. Asi como exigimos una medio ambiente tranquilo y sin contaminacion, asi esos mamiferos lo merecen. Y si por lo menos fomentaran, estos casadores, el aumento, balga la rebundancia, de esta especie, pero no, no hacen nada para ello y pretende eliminarlas por completos

    Nuestras futuras generaciones merecen disfrutar de la creacion igual.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: