El modelo turístico RD, en vez riqueza, redistribuye pobreza

Por un lado, se ven muchos hoteles y, por el otro, asentamientos humanos marginales

La asociación catalana Alba Sud, especializada en investigación y comunicación para el desarrollo, publicó un trabajo en el  que afirma que el modelo turístico dominicano, lejos de implicar un mayor desarrollo para su población, concentra la riqueza y  redistribuye la pobreza.

El estudio, realizado en agosto pasado  con el apoyo de la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo, cita que, “paradójicamente”, el crecimiento turístico de la República Dominicana ha sido excluyente.

Para esa afirmación se basa en los  informes de 2005 y 2008  del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en una investigación del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec), cifras oficiales, entrevistas a funcionarios dominicanos y visitas a lugares pobres de varias zonas turísticas del país, entre ellas Bávaro, Punta Cana y Boca Chica.

Oficial del PNUD

“Aunque constituya una importante alternativa para la economía nacional, la actividad turística no ha generado un desarrollo que involucre a la comunidad  para que contribuya a dinamizar el aparato productivo”, señaló el oficial del PNUD Pavel Isa Contreras al ser citado en el reporte.

Manifestó que los factores  principales de esa situación son: el modelo turístico basado en grandes complejos hoteleros que son ajenos a la realidad social que les rodea, y la ausencia de políticas públicas que fortalezcan los servicios sociales y el involucramiento de las poblaciones que viven cerca de dichas localidades turísticas.

“Por un lado, crecimiento extraordinario del turismo y  hoteles, y por el otro,  la difusión masiva de asentamientos marginales ”, dijo.

Beneficios por gota

El reporte cita una investigación  hecha por la  profesora del Intec Yolanda León  en el que revela que el desarrollo turístico ha dejado comunidades desplazadas, ruptura de la cohesión social, pérdida del acceso a lugares de pesca, graves afectaciones ambientales y laborales.   Como ejemplo citó a la comunidad de Juanillo, en Punta Cana.

“Necesidad  de un cambio”

El coordinador de ALBA SUD, Ernest Cañada, consideró que la experiencia turística dominicana debería servir de ejemplo de que más turismo no significa necesariamente mayor bienestar social y desarrollo, sino lo contrario.

Dijo que la apuesta ciega de muchas autoridades políticas en el turismo masivo, como una fuente privilegiada para atraer divisas, es un error “gravísimo que pagarán sus pueblos”.

“El  turismo basado en cadenas hoteleras internacionales, cruceros, marinas y complejos residenciales, suponen una ocupación elitista del territorio, que destruye los medios de vida y los poblados locales”, dijo.

De Senabri Silvestre

Periodico El Dia

Anuncios

Publicado el febrero 18, 2011 en Articulos de Interes. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: